El Congreso exige al Gobierno la deflactación del IRPF a propuesta del PP | Economía

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este martes una proposición no de ley del PP exigiendo al Gobierno la deflactación del IRPF a nivel nacional, al menos en sus tres primeros tramos, para combatir la inflación. La deflactación consiste en ajustar a la inflación el impuesto sobre la renta para que el alza de los precios no se traduzca en una subida impositiva. Es decir, se trata de evitar que aquellos trabajadores que han tenido una revalorización salarial —para compensar el aumento de los precios— tengan que tributar de más, perdiendo por ello capacidad adquisitiva.

La iniciativa ha conseguido salir adelante gracias a favor de PP y Vox y las abstenciones de tres de los socios habituales del Gobierno: el PNV, Junts y el BNG. El resto de la Cámara, entre ellos PSOE y Sumar, han votado en contra.

El coordinador de economía del PP, Juan Bravo, ha defendido la propuesta para combatir los efectos que han tenido para las familias la escalada de los precios en los tres últimos años. “Si dejamos más renta disponible en el bolsillo de los españoles, podrán consumir más”, ha argumentado Bravo en su intervención inicial.

En este sentido, la iniciativa del PP propone deflactar también el impuesto mínimo del contribuyente, del resto de deducciones y ajustar las retenciones para que el alivio fiscal a las familias “sea inmediato”. Todo ello por la espiral inflacionista observada en los tres últimos años, especialmente grave en los alimentos (+29%) o las hipotecas, que se ha encarecido una media de 300 euros al mes.

Leer más  Mirá la multitudinaria benevolencia que recibió el primer ministro de India en Australia

En lo que respecta al PNV, la portavoz económica del grupo, Idoia Sagastizabal, ha señalado que su formación es partidaria de la deflactación porque la medida no supone bajar impuestos, sino “soportar la misma tributación” que habría si la inflación no existiese. Pero al mismo tiempo ha criticado al PP por situar al mismo nivel la deflactación que la bajada de impuestos, y por eso finalmente ha decidido abstenerse.

Por parte del PSOE, la diputada socialista Patricia Blanquer ha criticado que la iniciativa se basa en “premisas falsas” al hablar de ayudas a las familias, cuando el Grupo Popular ha votado en contra como el último decreto anticrisis, que incluía ayudas al transporte o la revalorización de las pensiones.

Además, al ser una deflactación solo en algunos tramos, Blanquer considera que la medida se hace regresiva y beneficia más a quienes más tienen, algo que también ha suscrito el portavoz económico de Sumar, Carlos Martín Urriza, que ha tachado la medida de “tramposa” por este mismo motivo.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal