La ola de calor que afecta a España se extiende por Europa | Clima y Medio Ambiente

La ola de calor que afecta a España se extiende por Europa | Clima y Medio Ambiente

El mapa de España se vuelve a teñir de rojo este domingo por el calor. Es la cuarta ola de este verano, un episodio que será algo más suave que el anterior, que duró del 7 al 12 de agosto y dejó termómetros de 46,8° en el aeropuerto de Valencia, la temperatura más alta del verano. Esta vez las estaciones meteorológicas marcarán registros extremos desde este domingo hasta el miércoles: se superarán los 35° en casi todo en el interior peninsular y también en Baleares. En el sur, se llegará a los 40° en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana, Guadalquivir y en el Mediterráneo de forma puntual. Pero España no es el único lugar que está bajo los efectos de una ola de calor. Varios países de la mitad suroeste de Europa también están bajo aviso por altas temperaturas. Italia, Francia, Alemania y Suiza, entre otros, ya han sido alcanzados por esta masa de aire y tendrán temperaturas extremas también durante la semana que viene.

El origen de esta ola de calor es una masa de aire muy cálido que se ha juntado con un anticiclón, un sistema de altas presiones que hace que las temperaturas sean más intensas. Esta dorsal se ha introducido en el cuadrante suroeste de Europa y ha provocado que varios países estén en aviso naranja hasta el miércoles por “temperaturas anómalas”, como las describe la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que se basa en los datos climatológicos recogidos durante 20 años por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio. Esa masa naranja se extiende por el sur, centro y noreste de la Península Ibérica, mitad sur de Francia, suroeste de Alemania, Suiza y norte de Italia.

La situación más preocupante es la de Suiza. En un país que en agosto no suele pasar de los 27°, ciudades como la sureña Lugano está en aviso rojo (el cuarto en una escala de cinco) por peligro extremo hasta el miércoles, con temperaturas máximas de hasta 34°. Todo el territorio suizo está bajo la influencia de la ola calor, que dejará temperaturas como los 37 de máxima en Sion, en el sureste, mientras dure el episodio. Ese calor ascenderá en los Alpes y se espera que se llegue a los cero grados centígrados a una altura de 5.300 metros, algo nunca visto, según el organismo meteorológico nacional, MeteoSwiss. A partir del jueves se esperan lluvias por todo el territorio que refresquen de nuevo las temperaturas. El año más caluroso y soleado en la historia de Suiza fue 2022: la temperatura media pasó de 5,8° a 7,4°. El aumento del calor supuso que los glaciares perdieran el 6% de su masa, el mayor deshielo en un año.

Leer más  El PSOE y los ecologistas denuncian que la moratoria urbanística del PP en el mar Menor abre la puerta a que se edifique | Clima y Medio Ambiente

En el caso de Italia, este episodio de temperaturas extremas es el tercero del verano. La zona más afectada es la mitad norte, con termómetros marcando hasta 39° este domingo en Grosetto. Y con ciudades como Génova donde se espera que la temperatura nocturna no baje de los 25°. Lo peor del episodio llegará el lunes y el martes: cinco ciudades del norte y centro peninsular, Milán, Bolonia, Turín, Florencia y Roma superarán los 35°. El departamento de meteorología de la Fuerza del Aire Italiana, equivalente a Aemet en el país, ha establecido la alerta roja por peligro extremo por altas temperaturas en estas ciudades y sus inmediaciones.

Francia, junto a España, es el país que tiene más territorio con temperaturas anómalas para la época. El servicio meteorológico francés Météo France ha puesto bajo aviso naranja por calor sofocante 19 departamentos del interior del país, prácticamente toda la mitad sur de Francia. La agencia meteorológica ha anticipado que este será “el episodio más caluroso del verano” en Francia. Météo France espera que las temperaturas se intensifiquen hasta el martes o el miércoles y alerta de que se pueden alcanzar varios récords de temperatura, que estarán entre 8° y 14° por encima de las habituales a esa altura del año.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

El servicio meteorológico alemán ha alertado que en el sur del país, especialmente en la esquina suroeste, se espera “una carga extrema de calor hasta una altura de 400 metros”. La canícula dejará en esta zona temperaturas mínimas de 18° y unas máximas de 34°, muy superiores a la media habitual en esa región, que suele registrar en agosto temperaturas entre los 15° y los 25°.

Leer más  Casi nueve millones de personas sufren ya restricciones de agua por la sequía en España | Clima y Medio Ambiente

Las peores jornadas en España serán el lunes y el martes

España va a vivir una ola de calor más corta pero intensa. Aunque, por el momento, no hay ningún aviso rojo por peligro extremo a la vista, sí hay varios naranjas, el segundo en una escala de tres. Este domingo están bajo aviso naranja 15 territorios: ciudades como Zaragoza y el entorno del valle del Ebro, donde se alcanzarán los 40°. También en el sur de los Pirineos, y las zonas costeras y de interior del norte de Girona, que se quedarán en los 38°. En el tercio sur, zonas del valle dele Guadalquivir, el litoral de Huelva y la campiña gaditana están teñidos de naranja por temperaturas de 40°. Prácticamente el resto de España, salvo el litoral Cantábrico y la costa mediterránea, está bajo aviso amarillo durante el domingo, el más bajo de los tres.

Lo peor de la canícula llegará el lunes y el martes, cuando estos avisos pasarán de 15 a 35. Ahora sí, se tiñe Extremadura entera y gran parte del este y norte de Andalucía de naranja por temperaturas de 40°. El centro peninsular se mantiene en amarillo y la peor parte se la lleva el noreste de la Península. La ribera del Ebro, Huesca y Lleida se suman a los avisos naranjas del día anterior por temperaturas de 40°. En estas zonas naranjas las noches serán tórridas y no bajarán de los 25°.

A partir del miércoles existe una elevada incertidumbre en la predicción: Aemet avisa de que es probable que se inestabilice la atmósfera y se produzcan chubascos y tormentas en áreas del interior peninsular, por lo que esperan que empiecen a bajar las temperaturas en puntos de la mitad este. Pero es probable que se sigan alcanzando los 40° en el medio Ebro y depresiones del nordeste y en los valles del Guadalquivir y Guadiana.

Leer más  Mario Tascón, pionero del periodismo en internet y de la comunicación digital | Sociedad

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal