Los ‘cinco sabios’ alemanes recortan a menos de un tercio su pronóstico de crecimiento para el país | Economía

La economía alemana no termina de arrancar. Así lo han confirmado este miércoles los cinco sabios, como se conoce al consejo alemán de expertos económicos que asesora de forma independiente al Gobierno, que espera un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de un 0,2% para 2024, muy por debajo del 0,7% de su pronóstico de otoño. La nueva previsión va en línea con la que hace el Ministerio de Economía alemán, que estima un 0,3%.

Según el órgano de asesoramiento, la evolución de la economía alemana está marcada por la debilidad de la demanda económica global, que aún no ha recuperado realmente el impulso. “La industria exportadora alemana se ha enfriado considerablemente, lo que, dada su gran importancia para la economía, contribuye actualmente de forma significativa a la debilidad económica”, ha declarado Martin Werding, miembro del consejo, durante la presentación de su informe. “Actualmente, los hogares siguen mostrándose reacios al consumo, mientras que la industria y el sector de la construcción sólo registran un pequeño número de nuevos pedidos”, ha añadido.

Sin embargo, se prevé que la economía alemana cobre cierto impulso en este 2024 y es probable que el consumo privado empiece a sostener el crecimiento a lo largo del año, ya que se espera que los ingresos reales aumenten significativamente.

Al mismo tiempo, los economistas creen que es factible que el comercio mundial y la producción industrial global se incrementen durante el ejercicio, lo que beneficiará a las exportaciones alemanas. Aunque, a la vez, alertan de que las empresas se enfrentan a “una competencia feroz, al aumento de los costes laborales y a las continuas subidas de los precios de la energía”. Basándose en esto, los expertos prevén un crecimiento del 0,9% para 2025, frente al 1% que espera el Gobierno alemán.

Leer más  Digi vende su fibra en España por 750 millones y capta fondos para su expansión en el móvil | Empresas

Los informes anteriores del grupo de expertos se centraban sobre todo en la crisis energética y sus consecuencias. Sin embargo, los asesores económicos ya dejaron claro en otoño que consideran más graves los problemas estructurales de Alemania, como la escasez de trabajadores cualificados y el abandono de las infraestructuras. “La tendencia se ha confirmado e intensificado”, ha explicado Werding en la presentación. Por otro lado, según las previsiones de los cinco sabios, la inflación en Alemania seguirá ralentizándose: esperan una tasa del 2,4% para este año, y del 2,1% en 2025.

La nueva previsión va en línea con las conclusiones a las que también ha llegado la Comisión Europea. En las revisiones de crecimiento que ha publicado también este miércoles, el Ejecutivo comunitario apunta que la economía alemana crecerá este año más lentamente de lo previsto recientemente. En concreto, Bruselas pronostica un crecimiento mínimo de apenas el 0,1% en 2024 para la mayor economía de la UE.

Descarbonizar el transporte

En esta ocasión, el informe de los expertos alemanes incluye un capítulo sobre el transporte de mercancías y la descarbonización. “La mejora de las infraestructuras de transporte por carretera exige mayores gastos. Para ello proponemos recurrir en mayor medida a la financiación de los usuarios, por ejemplo, mediante un peaje para automóviles basado en la distancia”, ha explicado la presidenta del consejo, Monika Schnitzer. Se trata de una medida muy impopular en Alemania, donde todas las autopistas son gratuitas.

“Para la descarbonización, es decir, el segundo reto del transporte de mercancías, en principio tendría sentido un cambio de la carretera al ferrocarril”, ha reconocido Schnitzer. Sin embargo, ha afirmado que el potencial para ello es “limitado”. En teoría, solo el 6% del transporte actual de mercancías por carretera es apto para este cambio e “incluso este potencial no puede aprovecharse porque la capacidad ferroviaria es insuficiente”, ha admitido.

Leer más  La Rioja, País Vasco y Castilla y León, las más ágiles en dar ayudas al autoconsumo; Extremadura, Murcia y Asturias, las menos | Economía

En su opinión, la mejor herramienta para reducir las emisiones en el transporte de carretera, que representa el 98 % de las emisiones totales del transporte por mercancías en Alemania, es potenciar el uso de camiones con baterías eléctricas o impulsados con hidrógeno verde. De esta manera, recomienda al Gobierno del socialdemócrata Olaf Scholz centrarse en potenciar las baterías eléctricas y agilizar los procesos para permitir construir estaciones de carga rápida junto a las autovías. La idea es atraer con ello a la inversión privada, ya que solo esta tecnología está suficientemente desarrollada en el mercado como para avanzar hacia los objetivos de descarbonización de 2030.

El uso del hidrógeno verde fue el centro de las críticas las horas previas a la presentación del informe después de que se filtrara que Veronika Grimm, una de las asesoras del grupo, votó a favor de recomendar esta energía. La acusaron de conflicto de intereses por ser parte del consejo de supervisión de la división energética de Siemens, que está expandiendo sus negocios hacia la fabricación de hidrógeno. Sin embargo, Grimm se ha defendido en la comparecencia ante la prensa de estas acusaciones y ha asegurado que es necesario recomendar ambas tecnologías para no limitarse las opciones.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_