Puig lanzará la próxima semana su salida a Bolsa para captar hasta 3.000 millones | Empresas

El presidente de Puig, Marc Puig.Andreu Dalmau (EFE)

Puig ya tiene a punto su salida a Bolsa. El grupo catalán de cosméticos se prepara para lanzar la semana que viene su OPV (oferta pública de venta), en la que espera levantar en el mercado hasta 3.000 millones de euros. El objetivo es hacer caja y dar liquidez a las acciones, al tiempo que financiar los planes de expansión de la compañía, y ser ya una empresa cotizada antes de finales de mayo.

Puig ultima el documento que supone el pistoletazo de salida para su debut en Bolsa. Según publica la agencia Bloomberg, la intención de la compañía pasa por publicar este mismo lunes el llamado ITF (intention to float, intención de cotizar en español). Esto supone hacer oficial que la empresa quiere salir a Bolsa y comenzar las primeras aproximaciones hacia los futuros inversores.

La empresa catalana lleva meses preparándose para dar este paso. Durante las últimas semanas ha llevado a cabo una serie de reuniones informales con posibles inversores, los llamados early looks. Este es un paso imprescindible para otear el apetito del mercado para esta operación. A partir de la semana que viene entablará conversaciones formales, con el objetivo de contar con un folleto de salida a Bolsa para finales de mes y poder estrenarse en mayo.

JP Morgan y Goldman Sachs son los bancos coordinadores de la transacción, mientras que Linklaters y Cuatrecasas se encargan de los asuntos legales. En el segundo escalón trabajarán Bank of America, BNP Paribas, CaixaBank y Santander, mientras que BBVA y Sabadell estarán en el tercer escalafón. La compañía ha declinado hacer comentarios.

Leer más  ¿Sabías qué grupos de música hizo Volodymyr Zelensky?

Puig aspira a poder levantar en el mercado entre 2.000 y 3.000 millones de euros, con la colocación de en torno al 25% del capital, el mínimo que exige la ley para empezar a cotizar. Lo hará a través de una combinación de una venta de acciones, lo que se llama en el mercado una OPV, con una ampliación de capital, una OPS (oferta pública de suscripción). Esto supondrá que la valoración de la compañía catalana oscile entre 8.000 y 12.000 millones, tal y como publicó este periódico en el mes de noviembre.

Estas cifras supondrán que la salida a Bolsa de Puig se coloque como el mayor estreno en el mercado español desde el de Aena en 2015, cuando el Estado se embolsó 4.262 millones por el 49% del gestor aeroportuario. Superaría, en principio, a los 2.141 millones que obtuvo Abertis en 2015 por el 66% de Cellnex.

La decisión de Puig contrasta con la tomada por Astara hace escasos días. La filial del grupo Bergé decidió cancelar su salida a Bolsa, prevista también para el mes de mayo, debido a “la situación del mercado”, según se justificó en un comunicado. Esta transacción era de un tamaño mucho más reducido que la de Puig, puesto que la firma especializada en la suscripción de vehículos aspiraba a una valoración de entre 2.000 y 3.000 millones de euros.

Junto a Puig, un buen listado de compañías también trabajan para debutar en Bolsa este año. Descartado el estreno de Astara, el siguiente en la lista es Tendam, donde CVC y Pai aspiran a poner fin a casi dos décadas al mando del dueño de Cortefiel, con una valoración de unos 2.000 millones. También trabaja en un salida al parqué Europastry, con valoraciones similares a los de la compañía textil. Hotelbeds, tras haber declinado las ofertas de los fondos de capital riesgo, busca también saltar a Bolsa con una valoración de unos 4.000 millones. En la cola, pero sin estar tan avanzadas, están también Volotea, Cirsa o Calvera.

Leer más  Mohamed VI celebra que Israel haya reconocido la soberanía marroquí sobre el Sáhara | Internacional

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti

¡Apúntate!