Rebeca Andrade, vigente campeona del mundo, a rebufo de Biles | Deportes

Rebeca Andrade no sabía que su equipo, Brasil, se había clasificado en cuarto lugar. Tampoco que disputarían los Juegos Olímpicos de París tras perderse los de Tokio. No podía verlo. Ahora utiliza gafas y no le gustan las lentillas, por lo que no alcanzaba a ver la pantalla con la clasificación, donde se colaba en la cuarta posición del all around.

Ni Andrade, ni Alexa Moreno, ni Melanie Dos Santos han podido este lunes superar a Simone Biles. La estadounidense terminó líder de todos los aparatos -excepto barras asimétricas, donde lo hacía su compañera Shilese Jones- y del all around al final de la jornada clasificatoria del Mundial de Amberes de gimnasia artística. Tan solo una sorpresa llamó la atención en el Antwerps Sportpaleis: Australia se coló, por primera vez desde 2012, en una de las plazas olímpicas que otorga el campeonato. España no lo consiguió. Terminó en el puesto 16 con 152,895 puntos. Sin embargo, Alba Petisco y Ana Pérez han obtenido una plaza individual para los Juegos.

Tras el torbellino Biles, su nuevo elemento y su indiscutible liderato, el lunes quedaban siete subdivisiones con 17 países aún por debutar; entre ellos, Brasil, con la vigente campeona del mundo Rebeca Andrade, Canadá, bronce el año pasado, Francia o China. El gran día clasificatorio -que duró más de 12 horas- empezó con España en barras asimétricas a primera hora de la mañana. Compartían pistas y colchonetas con las anfitrionas belgas que, nerviosas, caían repetidamente en las barras de equilibrio, y las rumanas, que mostraban su potencial y solvencia en salto.

Ana Pérez, tras años plagados de lesiones, lideró al equipo español con un 12,933 tras la primera rotación. La segunda, barra de equilibrio, se le atragantó al conjunto español. Alba Petisco, desequilibrada, no superó el 11,566 tras algunos tropiezos, y Laura Casabuena se cayó dos veces del aparato (11.233), mientras Pérez tiró del equipo con un preciado 12,966. España recuperó terreno en suelo, con un 13,1 de Petistco, y un 12,333 de la sevillana de 25 años, que seguía sin bajar el listón. La seguían un solvente 12,266 de Laia Font y un necesario 13,066 de Casabuena.

Leer más  El Fenix se lleva su premio con la victoria de Kastelijn | Deportes

No fue suficiente. Y ni siquiera los mejores resultados en salto, como el de Sara Pinilla con un 12,8, Petisco con un inmejorable 13,633 o Casabuena con un 13,066, hizo posible la remontada. Petisco cayó demasiado pronto en su primer salto, y se dirigió desconsolada al segundo. Y terminaba el día para las españolas con una puntuación de 152,895, superando el resultado del año pasado y a Bélgica, la anfitriona. Eran séptimas provisionales de los diez países que ya habían competido. Pero a falta de tres subdivisiones, las españolas perdían la oportunidad de competir en los Juegos Olímpicos como equipo. Tan solo Alba Petisco y Ana Pérez tendrán una plaza individual.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.