Scholz alerta contra los populismos de derecha “que quieren destruir la democracia” | Internacional

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha abierto este sábado la campaña electoral del SPD para las europeas en un acto en Hamburgo, conocido baluarte de la socialdemocracia alemana, en el que defendió el Estado de bienestar, el apoyo a Ucrania en una guerra que “amenaza la seguridad y la paz en Europa” y donde también alertó contra la ultraderecha. Para el líder socialdemócrata, las elecciones europeas del próximo 9 de junio son también “contra los populistas de derechas que quieren destruir la democracia”. “Contra los que creen que se puede lograr un futuro volviendo al pasado. Aquellos que quieren enfrentar a las personas en lugar de unirlas”, declaró en el escenario levantado en el famoso mercado de pescado del barrio de Altona. “Y por eso digo: necesitamos fortalecer a los demócratas. Y necesitamos una Europa social y de éxito”, agregó en la ciudad de la que fue alcalde antes de dar el salto a Berlín.

Alemania lleva días inmersa en un escándalo sobre las injerencias chinas y rusas relacionadas con el partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD), que llevó a algunos diputados alemanes a calificar a este partido de “vergüenza para el país”. El destino quiso que la misma semana que se detuvo a un asesor parlamentario del eurodiputado y cabeza de lista para las europeas por parte de AfD, Maximilian Krah, acusado de espiar para China, comenzara la pegada de carteles electorales en el país. Las calles se llenaron de mensajes electorales a favor de Europa, mientras, en las portadas de los periódicos se debatía sobre un partido que la publicación alemana Der Spiegel renombró como “Alternativa contra Alemania”.

Leer más  Netanyahu: La última frontera, ya no hay más cielo | Internacional

En este contexto, no sorprendió que el acto de inicio de campaña del Partido Socialdemócrata (SPD) para las europeas centrara gran parte de su fuerza en atacar a la ultraderecha alemana, con quien, según el último sondeo de intención de voto de la cadena pública alemana ZDF, estaría igualado con un 15% de apoyo. Por detrás de los conservadores CDU/CSU (30%) y de los Verdes (17%).

Si bien el SPD no da la impresión de que el resultado de las elecciones europeas sea especialmente importante para el partido, se trata de las primeras elecciones en las que están convocados todos los ciudadanos residentes en el país a las que tiene que enfrentarse el Gobierno de coalición de socialdemócratas, verdes y liberales. Muchos expertos apuntan que se trata de una votación sobre el grado de satisfacción de la población con el canciller y su Gobierno. Sin embargo, dentro del partido parecen estar más preocupados por las elecciones en los estados federados de Turingia, Sajonia y Brandeburgo que se celebrarán en septiembre.

Inflación y seguridad

Katarina Barley, que se presenta por segunda vez como cabeza de lista del SPD para las europeas y que desde hace cinco años trabaja ya como eurodiputada en Bruselas, personifica muy bien el concepto europeo. De padre británico, casada primero con un español a quien conoció de Erasmus en París y ahora con un holandés, ella misma se autocalifica como “europea hasta la médula”. En el acto en Hamburgo, la que fuera ministra de Familia y posteriormente de Justicia, alabó las manifestaciones contra la ultraderecha y a favor de la democracia en todo el país. En su opinión, en estas elecciones está “todo en juego” y hay que optar por “el camino correcto” para conseguir una Europa próspera y democrática.

Leer más  EE UU y otros países elevan el nivel de alerta de los viajes a Israel por el riesgo de un ataque desde Irán | Internacional

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Según las encuestas, los alemanes están preocupados por la inflación, la seguridad y la migración. “Esto supone una gran diferencia con respecto a las últimas elecciones europeas, en las que el cambio climático parecía ser un reto particular para muchos ciudadanos”, comenta la politóloga Miriam Hartlapp, de la Universidad Libre de Berlín, sobre unas elecciones en las que indica que habrá dos retos clave: una baja participación electoral y el potencial ascenso de la ultraderecha.

Mientras, el politólogo Thomas Risse, del Instituto Otto Suhr de Berlín, “los temas más importantes en la campaña electoral no son necesariamente los más relevantes para Europa”. El tema de la migración es una cuestión que será utilizada por AfD para ganar votantes. Para Risse, el problema para el resto de partidos será cómo abordar este tema. “Sabemos por innumerables encuestas y estudios científicos que cuando los partidos establecidos se ocupan de las cuestiones de los populistas de derechas, tiene exactamente el efecto contrario, es decir, refuerza a los populistas de derechas”, explica el experto. “La gente vota al original, no a la copia”.

El ministro de Finanzas alemán reclama “un giro económico” del país

El ministro de Finanzas alemán y líder de los liberales, Christian Lindner, ha aprovechado el congreso federal de su partido FDP para criticar duramente la situación económica de Alemania, tanto en crecimiento como en competitividad, y pedir “un giro económico”. «Si un país cae del sexto puesto en competitividad al 22 en 10 años, ¿qué es más urgente que un giro?», declaró ante los más de 600 delegados reunidos este sábado en Berlín. 

Leer más  Pakistán bombardea a la insurgencia baluchí en Irán y mata a nueve personas | Internacional

Para lograr este cambio de rumbo, el FDP cuenta con un documento de 12 puntos en el que, entre otras cosas, pide reducir la burocracia, eliminar la posibilidad de jubilarse a los 63 años, recortar la ayuda social o el fin de las subvenciones a la energía solar y eólica. El documento suscita duras críticas de sus socios de Gobierno, los Verdes y socialdemócratas. Pero para Lindner no existe otro escenario que no sea hacer algo para revertir la situación actual. «Sería irresponsable no cambiar nada en absoluto», ha alegado entre vítores de los delegados.

El inicio del congreso ha vuelto a dejar patente las tensas relaciones que existen en el Gobierno de coalición de Olaf Scholz. La cúpula liberal ha alertado del peligro de archivar sus peticiones, como dijeron los Verdes, o ignorarlas, como apuntaron desde el SPD esta semana. «Si no hay diálogo, no habrá futuro para la coalición», ha advertido el vicepresidente del FDP, Wolfgang Kubicki. “Si ni siquiera se habla de ello, entonces tenemos un problema fundamental”, ha agregado.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_