Swiatek, la número uno que busca en Madrid el único gran triunfo que le falta sobre la arcilla | Tenis | Deportes

Hubo un momento este martes en el que Iga Swiatek, la número uno del mundo, pareció picarse en el estadio Manolo Santana tras perder la primera manga de los cuartos de final del Mutua Madrid Open contra Beatriz Haddad Maia (14ª). Con decenas de brasileños en las gradas animando a su compatriota, la polaca se atoró con los errores no forzados y perdió el parcial por 4-6 cuando apenas unos instantes antes dominaba por 4-1. La número uno, soliviantada, reaccionó al momento y comenzó con su ritual de tenis: sacó el muro de hormigón desde el fondo de la pista, dominó con el revés y la derecha y con un ritmo de piernas avasallador trituró a su rival (4-6, 6-0, 6-2, 2h 30m). “¡Vamos, força nas pernas!”, “¡Vamos, caralho!”, le gritaban los brasileños a Haddad Maia, que se quedó sin respuesta en cuanto Swiatek, una competidora de titanio, subió su nivel para meterse en las semifinales del torneo, el único gran evento disputado sobre tierra batida en el que no ha triunfado la polaca, que a sus 22 años suma sobre la arcilla tres Roland Garros y dos coronas en el Foro Itálico de Roma.

Swiatek domina el circuito femenino con puño de hierro desde que la australiana Ashleigh Barty anunció en marzo de 2022 que se retiraba con solo 25 años porque el tenis no la llenaba, pero nunca ha conquistado Madrid, donde las condiciones se asemejan más a las de una pista dura. La altitud de la ciudad —657 metros sobre el nivel del mar— incrementa la rapidez de la bola. “[Competir en Madrid] claro que es diferente. Tienes que jugar distinto y ajustar [los golpes] desde el principio, pero tras un par de partidos puedes sentirte más libre, más natural, porque notas que vas mejorando. Desde luego, es más complicado”, ha respondido Swiatek en rueda de prensa a una pregunta de este diario tras el triunfo ante Haddad Maia.

La de este año es la tercera travesía de la polaca en el Mutua. En la primera, en 2021, cayó en tercera ronda, pero el año pasado logró a la segunda el que es su mejor resultado hasta el momento: protagonizó una de las mejores finales femeninas de la historia del torneo ante la número dos del mundo, Aryna Sabalenka. La bielorrusa, una tenista arrolladora, pura potencia, acabó llevándose el tercer parcial y el título a base de zurriagazos, golpes fortísimos que en Madrid hacen todavía más daño por la velocidad que adquieren. Es el único partido sobre arcilla que Sabalenka —que el año pasado le arrebató entre septiembre y noviembre el número uno— ha logrado ganarle a Swiatek. En los enfrentamientos de Roma (2022) y Stuttgart (2022 y 2023) cayó en todos, y ni siquiera le pudo rascar un set.

Leer más  Llega a Europa la hormiga roja de fuego: una de las peores especies invasoras del mundo | Clima y Medio Ambiente

En esta edición en Madrid, la número uno se medirá el jueves en semifinales —sus decimoquintas en un WTA 1000, récord en una tenista menor de 23 años— con la estadounidense Madison Keys (20ª), que esta noche ha derrotado a la tunecina Ons Jabeur (9ª) tras darle la vuelta al partido (0-6, 7-5, 6-1, 1h 35m). En el trayecto hasta el penúltimo escalón ha mostrado uno de los signos distintivos de su carrera: los 6-0. A Sara Sorribes, la mejor raqueta española del momento, la castigó ayer en octavos con un 6-1, 6-0. La polaca le hizo un parcial de 12 juegos a 0 después de que la castellonense se llevara el primero al resto. A mediodía de este martes también le ha endosado un rosco a Haddad Maia en la segunda manga. De hecho, ha sido la 78ª vez que la tenista de Varsovia arrolla de esa forma en un set a una rival. En mayo de 2021, en su primera corona en un WTA 1000, dejó un registro histórico ante la checa Karolina Pliskova para alzar Roma: un doble 6-0 en solo 46 minutos, una paliza en un torneo de esa categoría o superior que no se daba desde que la alemana Steffi Graf —ganadora de 22 majors— sonrojó en 1988 en Roland Garros a la bielorrusa Natasja Zvereva con un marcador idéntico.

Iga Swiatek, fan de ACDC y Pink Floyd y aficionada a la lectura, prescindió en diciembre de 2021 del que había sido su entrenador los cuatro años anteriores, Piotr Sierzputowski, y se juntó con Tomasz Witkorowski. Dio entonces un salto cualitativo en pista dura, donde ha conseguido un US Open (2022), seis WTA 1000 —en 2022 se convirtió en la primera jugadora de la historia en ganar los tres primeros WTA 1000 del año seguidos— y las WTA Finals del 2023. Además, el año pasado alzó por tercera vez Roland Garros nada más cumplir 22 años. Nadie había conquistado cuatro Grand Slams a esa edad desde que lo hiciera la formidable Serena Williams (con 20).

Leer más  Luis Barbero, subdirector de EL PAÍS | EL PAÍS que hacemos

En París fue precisamente donde explotó: en 2020 rompió todos los pronósticos y sin ceder un set alzó Roland Garros para convertirse con 19 años en la primera polaca que elevaba un grande. Lo hizo a la misma edad en la que su ídolo, Rafael Nadal, conquistó la primera de sus 14 Copas de los Mosqueteros. En 2021, Swiatek estuvo en la grada de París el día que el balear cayó en las semifinales contra Djokovic en cuatro sets. La polaca no dejó de hacer gestos de sufrimiento durante la remontada del serbio, y tras el encuentro contó que lo había pasado fatal y había terminado llorando por la derrota. Este martes, en rueda de prensa, le han preguntado si alguna vez pensó en pedirle algo a alguna rival al acabar el partido, como hizo el lunes el argentino Pablo Cachín, que le preguntó en plena pista a Nadal si le daba la camiseta tras perder contra él: “La verdad es que no, pero si jugara contra Rafa sí se lo pediría, por supuesto”.

En un circuito femenino en el que la inestabilidad ha marcado los últimos tiempos, la polaca lleva prácticamente dos años como número uno y tiene tenis, físico —sus piernas son fortísimas y se desplaza de forma espectacular por el fondo de pista, desde donde es muy difícil mantenerle el ritmo— y cabeza para, tal vez, marcar una época en el circuito. Con la presión sabe convivir desde que ganó Roland Garros en 2020. “Siempre quise inspirar a los demás. Es más fácil encontrar motivación cuando sientes que los niños te miran. También supone una carga sobre los hombros, y sigo aprendiendo cómo lidiar con esto sin que afecte a mi mentalidad y actitud”, ha dicho Swiatek en Madrid, donde estos días busca el único gran triunfo que le falta sobre la arcilla.

Leer más  La fiscalía alemana archiva la investigación por delitos sexuales contra el cantante de Rammstein ante la falta de pruebas | Sociedad
Swiatek celebra un punto este martes durante su partido contra Haddad Maia en Madrid.Ana Beltran (REUTERS)

Nadal cae ante Lehecka; Alcaraz avanza a cuartos

Rafa Nadal, cinco veces campeón en Madrid, ha caído esta noche en octavos ante el 31º del mundo, el checo Jiri Lehecka (7-5, 6-4, 2h 3m), en la que ha confirmado que será su última participación en el Mutua. El balear, que cumple 38 años el próximo 5 de junio, ha sufrido la potencia de su rival —ha hecho algunos saques a más de 230 kilómetros por hora— tras ganar las tres primeras rondas.

Carlos Alcaraz, el número tres del mundo, ha derrotado en tres sets (6-3, 6-7 (5), 7-6 (4), 2h 55m) al alemán Jan-Lennard Struff (24º), finalista en la edición del año pasado, en la que precisamente perdió contra el murciano. Alcaraz se medirá este miércoles en los cuartos con Rublev (no antes de las 16.00, La 1 y Movistar), que hoy se ha deshecho del neerlandés Griekspoor.

También ha avanzado a la antepenúltima ronda del torneo Medvedev —la primera vez que lo logra— al derrotar a Bublik. El ruso, número cuatro del mundo, se verá las caras con Lehecka el jueves. Ruud, uno de los favoritos para alzarse con el título tras hacer final en Montecarlo y ganar en Barcelona, ha caído ante Auger-Aliassime en dos sets. El canadiense se enfrentará también el jueves en los cuartos al número dos del mundo, el italiano Jannik Sinner, que ha remontado ante Khachanov tras perder la primera manga. 

Zverev, doble campeón en Madrid, ha perdido con Cerúndolo en dos sets. El argentino se medirá mañana con Taylor Fritz (no antes de las 21.30) en la siguiente ronda después de que el estadounidense tumbase a Hurkacz.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.