Foden puede con el Aston Villa y con todo | Fútbol | Deportes

Foden y Diego Carlos pugnan por el balón en el duelo que midió al City con el Aston Villa.Molly Darlington (REUTERS)

Enfrascado en los últimos pasos de una escalada que le puede llevar hacia un nuevo triplete, el Manchester City intenta dosificar esfuerzos sin que ello incida en los resultados. Al Aston Villa lo dejó atrás (4-1) mientras Haaland, Stones, que parece recuperado tras unas semanas de baja, y De Bruyne festejaban primero en el banquillo y después en la banda. Guardiola no necesitó que se quitasen el chándal. A los mandos estaba el extraordinario Phil Foden, que ofreció un nuevo recital. Marcó los tres goles que sellaron la victoria, gestó el que abrió el marcador, estuvo en todas las salsas, que no fueron precisamente insípidas. El equipo de Guardiola tuvo mucha sustancia en un partido que semejaba una emboscada: el Villa, cuarto clasificado en la Premier, llegaba a apenas cinco puntos de distancia y ya le había superado en la primera vuelta. Pero el City y Foden les dieron un monumental repaso.

El partido pareció complicársele al City cuando en una acción episódica el colombiano Durán empató un tanto inicial de Rodri. Fue un espejismo porque el campeón jugó con la convicción propia de los grandes equipos, de aquellos que creen en lo que hacen y lo ejecutan plenos de convicción. No se apuró el City, que movió la pelota, sometió al Villa, lo asfixió en la presión tras pérdida y le dañó cada vez que giraba la pelota a los flancos para buscar el uno contra uno o el dos contra dos.

Leer más  Subrogación: solución para parejas con infertilidad en Bogotá

Y Foden.

El talento inglés es punto y aparte. Se conocía su buen pie, su capacidad para aclarar e iluminar cada acción que pasa por sus botas, en especial por su zurda de seda. Ahora agrega gol. Suma 20 entre Premier, Copa y Champions. “Estoy empezando a entender cómo debo de jugar por dentro”, explicó hace una semanas. Guardiola siempre le valoró, desde que era un adolescente que destacaba en el vivero del City, pero durante bastante tiempo se decantó por alinearlo abierto. Ponderaba el técnico catalán su agresividad en el uno contra uno y la capacidad para el regate. Ahora, se ha completado el modelaje. Foden es un jugador total. “Será futbolista legendario”, concluyó Guardiola hace unas semanas cuando advirtió de que, sin duda, estamos ante el mejor futbolista de esta campaña en la Premier.

En el City se habla de hacer historia. Quieren ser el primer club inglés en ganar cuatro ligas consecutivas. Pero a día de hoy no tienen el dictado para hacerlo porque todo está en manos del Liverpool, que tiene los mismos puntos, pero recibe este jueves en Anfield al colista Sheffield United. Los reds partirán con el objetivo de recuperar el liderato, posición a la que regresó con un punto de ventaja el Arsenal tras superar (2-0) al Luton Town en un partido que se definió en la primera parte con goles de Odegaard y el nipón Hashioka en propia meta. También Mikel Arteta gestionó sudores. Si al City le espera en las dos próximas semanas un doble duelo contra el Real Madrid, al Arsenal le aguarda el Bayern y le propulsa la ilusión de volver a ser grande en Europa.

Leer más  Roland Garros 2024: El amor por un hermano, el as en la manga del filosófico Tsitsipas | Tenis | Deportes

Necesita alzar un trofeo el cuadro londinense, ya instalado de nuevo entre la nobleza de cada competición en la que participa. En lo que va de año ha ganado nueve de sus 10 partidos disputados en la Premier, con 35 goles a favor y cuatro en contra. Su único tropiezo fue el empate cosechado el pasado fin de semana en el feudo del City. Y atrás queda el apretón para eliminar en la Champions al Oporto en una agónica tanda de penaltis. Arteta trabaja ahora para ampliar su base de futbolistas. “Sólo así seremos un equipo más grande”, explicó tras observar el buen rendimiento de Smith Rowe y Reiss Nelson. Rice y Martinelli apenas jugaron poco más de un cuarto de hora. Bukayo Saka se quedó en la grada.

Llegan semanas definitorias y todos los esfuerzos suman. Al previsible triunfo del Liverpool que le devuelva al liderato le sucederá el domingo un desplazamiento a Old Trafford, donde no hace mucho el Manchester United le infligió una dolorosa derrota en la Copa. Antes, el sábado, el Arsenal bajará a Brighton y al Manchester City le espera una visita a Selhurst Park, un escenario donde el Crystal Palace suele ponerle en problemas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.