Alexia Putellas: “Durante décadas ha habido una discriminación sistémica en el femenino” | Fútbol | Deportes

Cansadas. “Se nos ve en las caras”, concedía Irene Paredes, una de las voces autorizadas del vestuario de la selección española. Apenas han dormido cuatro horas cada noche de las últimas semanas. Hasta llegar a una reunión eterna, que no terminó hasta las cinco de la madrugada, y a dos entrenamientos a los que llegan bajas de forma y con la mente en otro lado. “Somos futbolistas, pero nos hemos tenido que meter en la cabeza que no podemos ser solo futbolistas”, decía Alexia Putellas, líder indiscutible de este equipo, en el campo y en el vestuario. Este jueves, también en la sala de prensa del estadio Gamla Ullevi, en la ciudad de Gotemburgo, donde Suecia, el mejor equipo del ranking de la FIFA, se enfrentará a España, segunda en la clasificación y reciente campeona del mundo.

Allí, en el primer partido que disputarán tras ganar el Mundial, las futbolistas de la selección dieron todas las explicaciones que se les pidieron, denunciaron y pusieron el contexto necesario para que se entienda que su lucha va en defensa de su compañera Jenni Hermoso, a quien el ya expresidente de la federación Luis Rubiales le plantó un beso en los morros sin consentimiento, pero se remonta a mucho atrás. “Veníamos reclamando que nos escucharan durante bastante tiempo, sabíamos que durante décadas había una discriminación sistémica con el femenino. Tuvimos que pelear muchísimo para ser escuchadas. Eso como sabéis conlleva un desgaste que no queremos tener. Lo que nos preocupa es el campo, ganar, y que la gente celebre las victorias con nosotras”, decía Putellas.

Leer más  Marc Márquez no resuelve si cumplirá el contrato con HRC: “Tengo plan A, plan B y plan C” | Motociclismo | Deportes

La 11 de España añadió: “Ayer hacía un mes del Mundial. Sucedieron unos hechos inadmisibles con la gota que colmó el vaso con la asamblea posterior. No podía ser, no queríamos seguir por ese camino. Teníamos que decir tolerancia cero. Primero por ella, también por nosotras y para que no volviera a suceder”.

En la reunión que terminó este lunes de madrugada, las futbolistas arrancaron compromisos fundamentales que servirán para mejorar las estructuras del fútbol español, pero también para luchar contra los comportamientos machistas y los abusos. “La reunión a tres bandas fue constructiva, se llegó a acuerdos que creemos importantes para avanzar. Sabemos que hay cosas que toman su tiempo. Pero les tomamos la palabra, se comprometieron a ello. Tarda un tiempo, pero los cambios se están dando ya”, añadía Putellas.

Uno de los puntos de los que se sienten más orgullosas es en el compromiso de elaborar un protocolo de actuación para cuando vuelvan a pasar casos de acoso o abuso de poder como el que se vivió en Sídney. “Queremos que esto sea un espejo en el que poder mirarse, que puedan identificarse con nosotras y saber qué hacer”, asumía Paredes, a quien no le dolieron prendas para denunciar que en este último mes se han sentido solas y desamparadas por las instituciones que deberían defenderlas: “El CSD entró, pero llegó tarde. Esperemos que no vuelva a pasar, pero si pasa algo así de nuevo tiene que haber protocolos para que se actúe en el mismo instante en que pasan las cosas”, remató.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leer más  Pulso entre la federación y las futbolistas: Montse Tomé ofrece una lista de 23 jugadoras sin saber cuántas acudirán a la llamada | Fútbol | Deportes