Factoring en Panamá: todo lo que hay que saber para invertir si eres de Brasil

Diversas empresas especializadas en distintos productos y servicios se encuentran en situaciones desafiantes al enfrentar el riesgo asociado a las cuentas por cobrar, lo que les genera una pérdida de liquidez y tiempo valioso destinado a labores administrativas. Es por esta razón que las compañías de factoring se han convertido en su principal elección para solucionar estas dificultades.

Una entidad financiera dedicada al factoring es aquella que se especializa en brindar servicios de financiamiento a empresas a través de la adquisición de sus cuentas por cobrar o facturas pendientes de cobro. Estas empresas proporcionan liquidez de manera inmediata a sus clientes al comprar dichos documentos a un precio reducido, asumiendo el riesgo de cobro y la responsabilidad de su gestión.

Legal Solutions Panamá está comprometido en agilizar y garantizar la eficacia en el proceso de creación de empresas en este país.

Una mirada profunda al proceso de factoring ¿Cómo funciona?

El funcionamiento habitual del proceso de factoring se desarrolla de la siguiente manera: una empresa ofrece productos o servicios a sus clientes y emite una factura que establece un plazo de pago específico, el cual puede variar entre 30, 60 o 90 días.

En vez de esperar al pago por parte del cliente, la empresa opta por vender la factura a una compañía de factoring, obteniendo de manera inmediata una porción del valor total de la cuenta, generalmente entre el 70 % y el 90 %. Una vez que el cliente realiza el pago de la factura, la empresa de factoring entrega el saldo restante a la compañía, deduciendo una comisión por los servicios brindados.

Ventajas del factoring para las empresas

El factoring ofrece una serie de beneficios que incluyen:

  • Mejora de la liquidez: obtienen acceso rápido a dinero sin necesidad de esperar a que se cumplan los plazos de pago de sus clientes.
  • Gestión del riesgo: transfiere el riesgo de impago a la empresa de factoring, lo que significa que esta asume la responsabilidad en caso de que el cliente no realice el pago acordado, según los términos establecidos entre el factor y el cedente.
  • Reducción de la carga administrativa: la empresa de factoring se encarga de la gestión y el cobro de las facturas, lo que permite a las empresas concentrarse en sus actividades principales.
  • Ayuda para pequeñas y medianas empresas: las empresas de factoring son especialmente útiles para pequeñas y medianas empresas (PYMEs) que necesitan mejorar su flujo de caja y no tienen acceso fácil a otros tipos de financiación, como préstamos bancarios. Además, este servicio puede ser una herramienta eficaz para mejorar la gestión financiera y la planificación de una empresa, asegurando un flujo constante de ingresos.

Abrir una empresa de factoring en Panamá si eres de Brasil

En Panamá, existen diversas ventajas legislativas que simplifican la creación y funcionamiento de empresas de factoring en el país. A continuación, se mencionan algunas de las leyes más relevantes:

  • Ley de sociedades anónimas: en Panamá, la Ley de Sociedades Anónimas (Ley 32 de 1927) ofrece una legislación actualizada y flexible para la formación de sociedades anónimas. Esta ley facilita la creación ágil y eficiente de empresas, con requisitos de capital mínimos y una estructura corporativa adaptable, lo que la convierte en una opción idónea para establecer una empresa de factoring.
  • Regulación: en cuanto a la regulación, aunque no existe una ley específica que regule el factoring en Panamá, las compañías privadas pueden llevar a cabo esta actividad siempre y cuando cumplan con los requisitos mínimos para obtener las licencias comerciales en el país. Es importante destacar que existe una regulación en las cesiones de crédito, que constituyen el pilar fundamental del factoring, lo que implica que esta actividad no se encuentra desregulada ni desprotegida. Esta regulación brinda flexibilidad en términos de tasas y la participación de los actores en el negocio, permitiendo adaptarse a diversas circunstancias.
  • Protección de Inversiones extranjeras: La legislación en Panamá asegura la igualdad de trato tanto para inversores nacionales como extranjeros, lo que implica la protección contra expropiaciones y la libre transferencia de capitales y ganancias. Esto crea un entorno seguro y favorable para la inversión y el funcionamiento de empresas de factoring.
  • Sistema financiero sólido y regulaciones prudenciales: la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) y la Superintendencia del Mercado de Valores de Panamá (SMV) regulan el sistema financiero del país, asegurando un entorno financiero estable y bien supervisado. Esto es crucial para las empresas de factoring, que dependen de un sistema financiero confiable para sus operaciones.

Legal Solutions, el apoyo necesario para abrir una empresa de factoring en Panamá si eres de Brasil

Como se puede observar, Panamá es un país que ayuda a los inversores extranjeros a encarar distintas iniciativas financieras gracias a las ventajas legales que proporciona. Sin embargo, es necesario conocer meticulosamente la legislación para lograr un negocio exitoso, aprovechando todos los beneficios del país centroamericano.

En este sentido, Legal Solutions es un bufete de abogados panameño que facilita la información y el trabajo para los inversores de Brasil

{Ofrecen una consulta con el equipo de profesionales de 30 minutos para evacuar dudas y evaluar los potenciales negocios en Panamá.|Legal Solutions brinda la oportunidad de programar una consulta de 30 minutos con su equipo de profesionales, con el fin de aclarar dudas y evaluar posibles oportunidades de negocios en Panamá.|Durante esta consulta, se proporciona un espacio para discutir y analizar de manera detallada los aspectos relevantes, permitiendo una mejor comprensión de los potenciales emprendimientos en el país

Leer más  Celdas solares de La Casa de las Baterías en el Salvador